Preservación de la Fertilidad

¿Qué es la preservación de la fertilidad?

Existen determinadas circunstancias en las que una mujer tiene que retrasar su deseo de ser madre, bien sea por problemas de salud o porque en ese momento no puede intentarlo.

Por ello, existe la posibilidad de hacer un tratamiento para estimular los ovarios y, una vez que estén listos, hacer una punción bajo anestesia para congelar los óvulos maduros.

Este proceso nos permitiría descongelarlos más adelante para fecundarlos con una muestra de semen de su pareja o de un donante, para obtener embriones que luego se transferirán dentro del útero, dando unas posibilidades de embarazo acordes a la edad del óvulo en el momento que fue congelado .

¿A quién se le recomienda?

Cualquier mujer que quiera retrasar su maternidad por razones profesionales o personales, sabiendo lo importante que es el paso del tiempo para la mujer.

Hay que tener en cuenta que la edad ideal para congelar óvulos es por debajo de los 38 años, momento a partir del cual, los óvulos sobreviven peor a la descongelación y la tasa de embarazo disminuye mucho.

Con todo ello, en las siguientes circunstancias la vitrificación sería
una buena opción:

Pacientes oncológicas.

Pacientes oncológicas que van a recibir tratamientos gonadotóxicos de radioterapia o quimioterapia, que pueden dejar como secuela un fallo ovárico prematuro.

Con la técnica de vitrificación de óvulos estas pacientes tienen así la oportunidad de poder buscar un embarazo con sus propios óvulos una vez superada la enfermedad.

Mujeres que han recibido o van a recibir cirugías importantes sobre los ovarios.

Mujeres en situaciones clínicas con riesgo de fallo ovárico precoz.

Mujeres jóvenes diagnosticadas de Endometriosis severas.

Mujeres con Enfermedades autoinmunes.

Mujeres con Enfermedades del colágeno.

Antecedentes familiares de menopausia precoz.

¿En qué consiste el proceso?:

Estimulación ovárica

Mediante la administración de hormonas estimulantes del ovario por vía subcutánea (una sola vez al día o, en algunos casos, una inyección con efecto durante varios días), más el empleo de otras medicaciones que evitan la ovulación espontánea, lograremos un desarrollo folicular múltiple, muy controlado y particularmente seguro.

El objetivo de esta primera fase del tratamiento es estimular los ovarios para poder así conseguir el máximo de ovocitos. Desde Reproducción Quirón monitorizaremos tu desarrollo folicular con controles periódicos que incluyen ecografías transvaginales y análisis hormonales.

Cuando los folículos ováricos alcancen un número y tamaño adecuados, te indicaremos la medicación, también subcutánea, que induce la maduración de los ovocitos.

Punción folicular

A las 36 horas de aplicar la inyección que madura los ovocitos, procederemos a su extracción,que se realiza por vía vaginal.

La punción folicular se realiza en un quirófano anexo a nuestro laboratorio, especialmente diseñado para este tipo de intervenciones. No vas a sentir ningún dolor o molestia, ya que la haremos bajo una sedación anestésica.

Durante los 10-15 minutos aproximadamente que dura la extracción de tus óvulos visualizaremos mediante ecografía los ovarios y aspiraremos el líquido folicular de todos los folículos, dentro del cual los embriólogos identificarán los ovocitos.

Es una intervención sencilla y muy rutinaria que conlleva un escasísimo riesgo de complicaciones.

Vitrificación de los ovocitos

Por último, una vez extraídos los óvulos, se procede en el laboratorio a su vitrificación. Finalizado este proceso tus óvulos se mantendrán conservados en tanques de nitrógeno líquido, perfectamente identificados, durante un tiempo indefinido.

En el momento que decidas utilizar tus óvulos, los descongelaremos (la supervivencia de los ovocitos desvitrificados ronda el 90%) y, una vez fecundados mediante Inyección Intracitoplasmática de Espermatozoides (ICSI), procederemos a su transferencia intrauterina. En el momento actual las tasas de embarazo conseguidas tras ladesvitrificación de los ovocitos son similares a las que se consiguen con las transferencias convencionales de embriones frescos.

Estadísticas de éxito en casos como el tuyo:

Registro SEF 2017

La tasa de embarazo por transferencia oscila entre el 24-55%, pero
depende de:

  • La edad del óvulo en el momento de la congelación: más posibilidades de sobrevivir a la descongelación y más tasa de embarazo cuanto más joven sea.
  • Del número de ovocitos congelados: a mayor número, más tranquilidad a la hora de hacer el tratamiento, pero no hay un número mínimo ni máximo que garantice embarazo.

¿Por qué elegirnos?

Consejo individual

Vamos a darte el consejo más individualizado posible, recomendándote el proceso sólo si consideramos que tienes probabilidades reales que embarazo cuando decidas utilizar tus óvulos.

Atención específica e individual

No hacemos varias estimulaciones por sistema para acumular óvulos: sólo recomendaremos repetir el ciclo si el resultado del primero no ha sido óptimo.

No hay dos casos iguales

Para nosotros no hay dos casos iguales.  Os aconsejaremos en cada punto del proceso, buscando el tratamiento técnicamente más adecuado y ajustado a vuestra situación personal. 

Cada consulta tiene una valoración

Cada consulta tiene una valoración individualizada y se realizarán todas las necesarias para llegar al mejor final posible, sin costes adicionales.

De lunes a domingo

Trabajamos de lunes a domingo para adaptarnos a tu ciclo de la manera más natural posible.

Parte de un gran complejo hospitalario

Formamos parte de un gran complejo hospitalario que nos permite una visión más amplia de todo lo necesario en cada situación: necesidad de cirugías previas al tratamiento, control de posibles complicaciones, seguimiento del embarazo, etc.

Escuchar el latido del corazón de tu hijo es algo único, vive este momento.

Contacta ahora para resolver tus dudas

Todas las consulta ecográficas son gratuitas.